Para sublimar siempre tiene que ser plato blanco

A la hora de sublimar, es importante tener en cuenta que el color base del objeto a personalizar tendrá un impacto significativo en el resultado final. Siempre se recomienda utilizar un plato blanco como base para la sublimación, ya que este color permite que los colores y diseños se vean con mayor claridad y nitidez. En este sentido, el plato blanco se convierte en la mejor opción para lograr resultados excepcionales y profesionales en el proceso de sublimación.

¿Qué tipo de plato se puede sublimar?

La sublimación es un proceso químico en el cual una sustancia sólida se transforma directamente en gas sin pasar por la fase líquida. En el caso de los platos, este proceso se utiliza para personalizarlos con diseños, imágenes o textos.

Los platos que se pueden sublimar deben estar recubiertos con un esmalte especial que permita que la tinta sublimada se adhiera correctamente a la superficie.

Este esmalte actúa como una capa receptora que garantiza una impresión de alta calidad y durabilidad.

Es importante tener en cuenta que no todos los platos son aptos para la sublimación. Por lo general, se recomienda utilizar platos de cerámica blanca, ya que este material ofrece los mejores resultados en términos de fijación del diseño y resistencia al uso diario.

La sublimación de platos es una técnica muy popular en la industria de la personalización de productos, ya que permite crear regalos únicos y originales para eventos especiales como bodas, cumpleaños o aniversarios. Además, es una excelente opción para empresas que desean promocionar su marca a través de artículos promocionales personalizados.

Los platos que se pueden sublimar son aquellos que cuentan con un recubrimiento especial que permita la adherencia de la tinta sublimada. Esta técnica es ideal para personalizar platos de cerámica blanca y crear regalos o artículos promocionales únicos.

La sublimación de platos ofrece infinitas posibilidades creativas y es una excelente manera de agregar un toque personal a cualquier ocasión especial. ¿Te gustaría probar esta técnica en tus próximos eventos?

Deja un comentario