¿Por qué la tela se vuelve porosa al sublimar?

La sublimación es un proceso de transferencia de tintas a través del calor y la presión que se utiliza comúnmente en la impresión de textiles. Sin embargo, uno de los problemas que pueden surgir al sublimar es que la tela se vuelve porosa, lo cual puede afectar la calidad de la impresión final. En este artículo, exploraremos las posibles causas de por qué la tela se vuelve porosa al sublimar y cómo se puede evitar este problema para lograr resultados óptimos en la sublimación de textiles. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

¿Cómo evitar el efecto fantasma en sublimación?

El efecto fantasma en la sublimación se produce cuando la tinta sublimada se trasfiere parcialmente a la prenda durante el proceso de sublimación y luego se vuelve a transferir en la misma área durante un segundo ciclo de sublimación, creando un efecto borroso y fantasmal en el diseño.

Para evitar este problema, es importante utilizar papel de sublimación de alta calidad que pueda absorber la tinta en su totalidad y evitar que se transfiera nuevamente a la prenda en un segundo ciclo de sublimación.

Otro factor importante es ajustar correctamente la presión y la temperatura de la prensa de sublimación para asegurar una transferencia uniforme de la tinta sin dejar residuos que puedan causar el efecto fantasma.

Además, es recomendable realizar una limpieza adecuada de la prensa de sublimación para eliminar cualquier residuo de tinta que pueda causar problemas durante el proceso de sublimación.

Finalmente, es importante utilizar diseños de alta calidad y alta resolución para minimizar la posibilidad de que la tinta se transfiera nuevamente durante un segundo ciclo de sublimación.

Evitar el efecto fantasma en la sublimación es crucial para obtener resultados de alta calidad en los productos sublimados. Con unos pocos ajustes y precauciones, se puede lograr una transferencia limpia y nítida de los diseños, sin ningún rastro de ese efecto no deseado.

Deja un comentario