¿Por qué mi playera se vuelve amarilla al sublimar?

Sublimar es una técnica de impresión que permite transferir diseños a tejidos de manera permanente y de alta calidad. Sin embargo, es común que al sublimar una playera blanca, esta adquiera un tono amarillento en algunas áreas. ¿A qué se debe este fenómeno? En este artículo, te explicaremos las posibles causas de por qué tu playera se vuelve amarilla al sublimar y cómo evitarlo.

¿Cómo evitar que mi playera se vuelva amarilla al sublimar?

Algunas veces el efecto fantasma provoca que las playeras que sublimamos se vuelvan amarillas.

El efecto fantasma en sublimación se produce cuando una imagen o diseño impreso en un objeto sublimado aparece borroso o con un contorno difuso. Para evitar este problema, es importante seguir ciertos pasos y considerar algunos factores clave.

En primer lugar, es fundamental utilizar productos de calidad en todo el proceso de sublimación. Desde la impresora y la tinta hasta el papel de sublimación y el objeto a sublimar, cada elemento influye en el resultado final.

Otro aspecto a tener en cuenta es la calibración adecuada de la impresora y el perfil de color.

Asegurarse de que la configuración sea la correcta para cada sustrato y tipo de tinta es esencial para obtener una imagen nítida y definida.

Además, es importante prestar atención a la temperatura y presión durante el proceso de sublimación. Un ajuste incorrecto de estos parámetros puede provocar que la tinta se expanda más de lo necesario, causando el efecto fantasma.

Por último, la limpieza y mantenimiento de los equipos y herramientas utilizados en la sublimación también juega un papel crucial. Un cabezal de impresión sucio o una prensa mal calibrada pueden contribuir al efecto fantasma en las imágenes sublimadas.

Para evitar el efecto fantasma en sublimación es necesario utilizar productos de calidad, calibrar correctamente los equipos, controlar la temperatura y presión, y mantener todo en óptimas condiciones. Siguiendo estos consejos, se puede lograr un resultado óptimo en cada sublimación.

Deja un comentario